El ritual de compartir

“Los mexicanos poseen una relación muy cercana con la muerte.” He escuchado esta frase cientos de veces, en los contextos más variados, pronunciada con los más diversos acentos, sorprendido de que se nos considere universalmente como una raza de médium o profanadores de tumbas. Además de las pirámides, los sombreros de charro, los mariachis, el tequila y el chile, a los mexicanos se nos asocia invariablemente con los cementerios invadidos por el tono anaranjado de las flores de cemenpasúchil, los altares tapizados con papel picado, el pan de muerto- bizcocho azucarado adornado con semiesferas que recuerdan vagamente las terminaciones de los fémures y que, por fortuna, no incluye entre sus ingredientes ninguna proporción arrancada a los cadáveres-, las ofrendas de frutas y mole, las calaveras de azúcar –diligentemente provistas con tu nombre- y los irreverentes grabados de José Guadalupe Posada” Jorge Volpi, Prólogo. Qué solos se quedan los muertos. Antología del cuento Mexicano. 2001

El Día de Muertos es una fiesta mexicana que nace de la conjunción de las costumbres Aztecas, Mayas, Purepechas, Nahuas y Totonacas que durante 3 mil años hicieron rituales dedicados a sus ancestros realizando rituales  que simbolizaban la muerte y el renacimiento que en la época prehispánica Las festividades eran presididas por el dios Mictecacihuatl, conocido como la “Dama de la muerte” (actualmente corresponde con “la Catrina”) y eran dedicadas a la celebración de las almas ausentes. Dicha celebración coincide con la fiesta católica que venera a los mártires y fieles difuntos el 2 de noviembre.

Así como se sienten muchos extranjeros al ver esta celebración que tiene algo de morboso y mucho de pagano, los conquistadores españoles del siglo XV estuvieron aterrados por las practicas de los indígenas, y en un intento de convertir a los nativos americanos al catolicismo cambiaron la fecha del festival para el inicio de noviembre; de esta manera coincidían con las festividades católicas del Día de todos los Santos y Todas las Almas[1]

En Centroamérica también se realizan algunas de las costumbres que forman parte de este ritual tales como Perú, país en el que se monta también el altar de muertos. En otros países se agrega alguna variación. Uno de ellos es Nicaragua dónde se duerme con los difuntos.

Un símbolo importante de este día, como se puede corroborar previamente, es el altar de muertos. Se colocan cinco escalones cubiertos por una tela o manto negro adornado con el típico papel picado de colores vistosos como verde, azul, naranja y rosa entre otros. Se agregan las calaveritas de azúcar, el papel de muerto, la sal, la caña de azúcar, el plato de barro, la fruta, el crucifijo símbolo de la fiesta católica y una foto del difunto a quien se le rinde el altar. Si el muerto al que se ofrece el altar es algún miembro conocido o añorado por el grupo que prepara el ritual se le prepara algún platillo que halla degustado en vida con gran satisfacción a parte de los elementos fundamentales del altar que varían de región en región pero básicamente tiene su patrón en los anteriores.

Cabe destacar que esta fiesta es más tradicional en el centro y sur de México. Los lugares más tradicionales para son Pátzcuaro y Oaxaca.  En el norte es bien recordada, y en los lugares más tradicionalistas, se realiza la exposición del altar, sin embargo dicho rito, aunque ocupa la fecha principal en el calendario mexicano, no obtiene toda la atención de los habitantes del norte de México puesto que, por su cercanía con el país vecino, Estados Unidos y la gran propaganda comercial que se hace de este festejo del Halloween, se opaca el rito y genera una desviación de los significados y tradiciones. Halloween (/jalowín/) es una fiesta proveniente de la cultura céltica que se celebra principalmente en Estados Unidos en la noche del día 31 de octubre. Los niños se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase “Truco o trato” o “Dulce o truco” (proveniente de la expresión inglesa “trick or treat”). Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta[2], por mencionar algunas de los sucesos más inocentes.

En el estado de Chihuahua existe un hábito particular en el que los ciudadanos del poblado de Valle de Allende llamada “Seremos” participan. El pueblo fue declarado Zona de Monumentos Históricos por decreto presidencial el viernes 9 de marzo de 2001. Es relativamente pequeño, sus monumentos históricos son 110 y ocupan un área de 1.4 kilómetros cuadrados, en 70 manzanas distribuidas en torno a la Plaza de la Constitución, importante punto de reunión social. De estos monumentos históricos son dignos de mención los destinados al culto religioso, como el Templo de Nuestra  Señora del Rosario (siglos XVII y XVIII), así como el Templo de Nuestra Señora de Guadalupe (siglo XIX), y el sistema de acequias.

La vida social entre los valleros ha sido siempre muy intensa, manifestándose en tradiciones, como el juego del rebote, los músicos en los bailes, sus corridos, las tradiciones religiosas como “Seremos”[3]. Dicho precepto se lleva a cabo el primero de noviembre previo a la celebración del día de muertos, contrarrestando así la celebración extranjera del Halloween. Tiene 200 años de antigüedad y los historiadores de la región remiten su origen a la cultura hispana vasca, que conquistó parte de la península ibérica en el siglo XVI. Además, según investigación del periodista Froylán Meza Rivera, esta tradición se realiza también en países de América del Sur como Argentina[4]. Investigadores de la cadena Nacional Geographic visitarán el municipio de Valle de Allende el día 31 de octubre por la tarde del año en curso, para documentar esta tradicional costumbre[5], con la finalidad de incluir dicho documental en el programa de Pueblos Maravillosos de la UNESCO.

El rito se desarrolla de la siguiente manera: Todos los niños se visten de angelitos entrada el día del primero de Noviembre. Recorren el pueblo en pequeños grupos, cargando un singular adorno el cual consiste en dos sábanas, una vela o veladora, un crucifijo, una campana o bote con piedras y un costal para guardar dulces. Los pequeños van tocando puerta por puerta, y en cada ocasión uno de ellos se hace el “muerto”.

El siguiente es un texto tomado del libro “Tradiciones musicales de Valle de Allende, Chihuahua” de las autoras Blanca Chávez Maldonado, Ivonne Chávez Uribe y Marisela Fernández Bailón: “Uno de los niños asemeja al angelito muerto, se recuesta boca arriba sobre un costal y sus compañeros lo cubren con la sábana; a la altura del pecho sostendrá una vela encendida y un crucifijo. Los demás se hincarán a su alrededor, se persignan y luego rezan un Padre Nuestro y una Ave María, es entonces cuando entonan este canto:

Angelitos somos, del cielo bajamos

A pedir limosna, y si no nos dan,

¡Puertas y ventanas nos la pagarán!

Seremos, seremos, calabacitas queremos.”

Terminado el canto hacen sonar la campanilla y el “muerto” se levanta para recibir junto con  los demás los obsequios (dulces, frutas, galletas, monedas, etc.) que les brindan. . Si los niños no hacen el ritual con la suficiente seriedad y respeto que amerita, el señor de la casa pide que lo repitan o simplemente no les da dulces.

Finalmente los diversos grupos de niños se reúnen en la Plaza de la Constitución para compartir las golosinas que en conjunto obtuvieron fomentado así la distribución equitativa de los bienes que obtuvieron en conjunto.

Aparte de estas diferencias de significado con la fiesta del Halloween, existen otras discrepancias fundamentales, de acuerdo a lo explicado por la directora de la Casa Chihuahua, María Isabel Zen. En primer lugar los niños no se visten de brujas, demonios o fantasmas; en seguida, no se rinde culto a la muerte, sino a la vida.

 Artículo participante del premio 20° International Jamie Bishop Memorial Award

Referencias:

Anónimo. “Valle de Allende, Ejemplo de la Arquitectura y Urbanismo de más de 200 años de Antigüedad”. Comisión Nacional para la Cultural y las Artes CNCA. 14 de mayo 2001. <http://www.cnca.gob.mx/cnca/nuevo/2001/diarias/may/150501/vallchih.html&gt;

Andrade, Mary J  .A través de los ojos del alma, día de muertos en México, Michoacán = Through the eyes  of the soul, day of the dead in Mexico, Michoacan / [text and photos by Mary J. Andrade]  .San José, CA : La Oferta Review Newspaper, 1998

Chavez Maldonado, Blanca y otras. Tradiciones musicales de Valle de Allende de Chihuahua. Chihuahua, México: Doble Hélice, 2001.

Parra, Eduardo Antonio. [et. al.] ; Prólogo, Jorge Volpi ; epílogo de Guillermo Sheridan Día de muertos:Antología del cuento Mexicano.  Barcelona: Plaza & Janés, 2001

Sánchez, Ricardo. “SEREMOS: Visto por National Geographic” El Sol de Parral. 24 Oct 2007. <http://www.oem.com.mx/elsoldeparral/notas/n464549.htm&gt;

Sosa, Nadia. “Presentanl los Seremos Tradición Chihuahuense de 300 años contra el Halloween”. OMNIA Real Periodismo de Chihuahua. 27 de octubre 2007. < http://www.omnia.com.mx/not_detalle.php?id_n=54877&gt;

Varios. “Halloween”. 2007. Wikipedia. 31 Oct. 2007 <http://es.wikipedia.org/wiki/Halloween>.

Viajeros.com. El Día de Muertos en América Latina. Catholic.net. Inc. 31 de octubre 2007 <http://es.catholic.net/turismoreligioso/762/1199/articulo.php?id=25875&gt;


[1] Viajeros.com. El Día de Muertos en América Latina. Catholic.net. Inc. 31 de octubre 2007

<http://es.catholic.net/turismoreligioso/762/1199/articulo.php?id=25875&gt;

[2] Varios. “Halloween”. 2007. Wikipedia. 31 Oct. 2007 <http://es.wikipedia.org/wiki/Halloween>.

[3] Anónimo. “Valle de Allende, Ejemplo de la Arquitectura y Urbanismo de más de 200 años de Antigüedad”. Comisión Nacional para la Cultural y las Artes CNCA. 14 de mayo 2001. <http://www.cnca.gob.mx/cnca/nuevo/2001/diarias/may/150501/vallchih.html >

[4] Sosa, Nadia. “Presentanl los Seremos Tradición Chihuahuense de 300 años contra el Halloween”. OMNIA Real Periodismo de Chihuahua. 27 de octubre 2007. < http://www.omnia.com.mx/not_detalle.php?id_n=54877&gt;

[5] Sánchez, Ricardo. “SEREMOS: Visto por National Geographic” El Sol de Parral. 24 Oct 2007. <http://www.oem.com.mx/elsoldeparral/notas/n464549.htm&gt;

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s