La esencia de Mariana – #microrelato 1 de 10

Nunca olvidare esa llanta Uniroyal en medio de la carretera I94 en Detroit, la melancolica ciudad del motor. La sensación de sentirme una heroína para esos artistas que con esperanza de renovación llevaban sus proyectos de graffiti a las paredes de los lugares abandonados a los que había entrevistado para seleccionar a los recipientes de un patrocinio de la empresa de pinturas de la cual era publirrelacionista, me hacia sentir ser la esperanza de la esperanza, un sentimiento que incluso al recordarlo me ilumina el rostro con una sonrisa interior que siento que me hierve en el cerebro porque me quita la cadena de pensamientos que me aturden de vez en vez. Al recordar renuevo el pensamiento de fortaleza interior, vuelvo a creer que soy capaz de salir de las dificultades y no sólo eso, si no capaz de dar esperanza a la esperanza, de que creer en el arte como arma para la renovación de las ciudades no es una utopía, que las relaciones públicas es más que un trabajo si no una forma de vida en la que me conecto con todos y con nadie, que me permite ser yo en medio de la nada y de todos, de ser auténtica. Esa es Mariana, la que no deja de ser auténtica por nada ni por nadie, la que de puede olvidar de sí misma por instantes pero que no permite le roben su esencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s