La mini guerra del marinero

Me quejo de los islámicos terroristas puritanos cuando yo mismo crucifique al polarizado por beberse unos cuantos tragos, que guerra tan fria que no tuvo muro. Terminamos bebiendo juntos y navegando, fluyendo como peces en este  rio salvaje. Ahora que miro  altamar, este Mar Báltico lleno de misterios me digo a mi mismo, anclare en nuevo puerto con bandera blanca y no vere la piedra del otro porque la que tengo en mi ojo es más grande

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s